REAFIRMANTE

El paso del tiempo y los motivos genéticos o hereditarios, son factores que influyen en que la piel presente un aspecto envejecido por falta de firmeza.

 

Nuestros tratamientos reafirmantes son un auténtico lifting sin cirugía que rejuvenece la piel y aporta belleza, salud y bienestar. Utilizamos una aparatología eficaz y cosméticos activos con un gran poder de penetración, que son garantía de un efecto inmediato.

 

De esta manera estaremos recuperando el óvalo facial, reafirmando y rejuveneciendo de manera simultánea.

 

MASAJE KOBIDO (LIFTING JAPONÉS)

El lifting japonés es un masaje terapéutico de rejuvenecimiento. Se puede aplicar como tratamiento reparador y tratamiento preventivo para pieles envejecidas, asfixiadas, pieles con falta de luminosidad, con primeros signos de envejecimiento, manchas y acné. Su gran poder activador aumenta la temperatura, mejora la circulación y el drenaje linfático, y con ello se favorece la eliminación de toxinas e impurezas del sistema linfático.

 

El lifting japonés es un tratamiento natural alternativo a la cirugía, que estimula la musculatura facial y activa la regeneración de colágeno, dando lugar a una piel más luminosa, un rostro más sereno, relajado y radiante.

 

 

RADIOFRECUENCIA FACIAL TB

La radiofrecuencia facial proporciona un efecto lifting sin cirugía. Se utiliza principalmente para tratar la laxitud de la piel y es el procedimiento indicado para los pacientes con flacidez leve o moderada en los tejidos faciales. Consiste en la aplicación de ondas electromagnéticas que favorecen el calentamiento cutáneo. Estimula la formación de nuevo colágeno y la retracción del colágeno existente (efecto flash). De este modo, al contraer la piel del rostro, se consigue un aspecto más joven y una mejor definición del óvalo facial. También es efectivo en drenajes, hidratación y el favorecimiento de la penetración de sustancias a través de la piel.

 

La radiofrecuencia facial se utiliza para tratar el contorno de los ojos, remodelar el óvalo facial, el cuello, etc.

 

Los efectos son visibles desde la primera sesión y se hacen más evidentes a partir de la tercera o cuarta sesión. El tratamiento habitual consiste en aplicar una sesión semanal, o incluso con una mayor frecuencia si se pretende realizar un drenaje. Una vez conseguido el efecto rejuvenecedor, se consiguen mantener los resultados con sesiones más espaciadas en el tiempo, pudiendo combinar éstas con otras técnicas que también estimulen la formación de colágeno.

Es un tratamiento agradable desde el punto de vista del paciente y cada sesión dura una hora aproximadamente. Está recomendado para prevenir el envejecimiento entre los 25 y 40 años y para tratar el envejecimiento a  partir de los 40. También está indicado para acelerar los procesos de recuperación de piel tras intervenciones quirúrgicas tales como la blefaroplastia (cirugía de párpado), o el lifting facial.

 

En ciertos casos es muy aconsejable combinar la radiofrecuencia facial con otras técnicas como son: los peelings, alternando con  láseres, mesoterapia, bioestimulación  con plasma, antes o después de la aplicación de botox, antes de inyectar rellenos, para favorecer su reabsorción, etc.