MASAJES FACIALES

El masaje facial es una de las técnicas más empleadas en los tratamientos estéticos. Consiste en la realización de una serie de maniobras aplicadas de una manera superficial ó profunda, según las necesidades de cada persona. El fin es obtener determinados efectos muy importantes.

 

Según el tratamiento a realizar, en Loef te proponemos diferentes masajes con diferentes finalidades, pudiendo destacar: el drenaje linfático, el Kobido, el estimulante, el relajante y el craneal.

 

DRENAJE LINFÁTICO FACIAL

El drenaje linfático facial proporciona relajación y tranquilidad, ayudando a eliminar el estrés, el nerviosismo y la ansiedad. Esta técnica de masaje manual emplea movimientos muy suaves y lentos, aplicando una presión ligera hacia el sistema linfático, ayudando a la eliminación de toxinas de forma natural.

 

Los masajes de drenaje linfático son muy beneficiosos para la salud en general y el facial en particular, permitiendo mejorar el estado de la piel. Su efecto rejuvenecedor es espectacular, además también tiene un efecto adelgazante en la cara, ya que elimina el exceso de líquidos y toxinas que se acumulan en los tejidos. A su vez, favorece a la circulación sanguínea y fortalece los músculos.

 

MASAJE FACIAL KOBIDO

El masaje facial japonés previene y reduce el impacto del proceso del envejecimiento reparando el tejido facial, liberando la energía y la tensión bloqueada en los músculos faciales y del cuello. Con movimientos rápidos y rítmicos se estimula el sistema nervioso, se consolidan y se tonifican los músculos y se mejora la circulación sanguínea y la linfática, potenciando la distribución de nutrientes y la eliminación de toxinas de la piel.

 

MASAJE FACIAL RELAJANTE

Esta técnica es muy eficiente e indicada para eliminar los puntos de tensión, entonar la musculatura y activar la circulación del rostro. El efecto visible es la atenuación de la expresión de pesadez y cansancio, además de la relajación total de tus sentidos.

 

En el rostro, como en el resto del cuerpo, se acumulan puntos de tensión que comprometen la circulación sanguínea local, lo cual perjudica a las células cutáneas. El resultado es que la piel pierde su brillo natural y aparecen señales de cansancio y de envejecimiento precoz.

 

MASAJE CRANEAL

Consiste en un conjunto de movimientos que, además de efecto calmante y relajante, ayudan a combatir el estrés, mejorando nuestra calidad de vida. Este masaje se centra en la parte superior de la espalda, los hombros, cuello, cabeza y rostro, actuando directamente sobre el sistema nervioso central.

 

Con esta técnica se alivia la tensión física acumulada, se relaja la mente y se restablece el movimiento articular. Además tiene efectos nutritivos, que fortalecen las raíces capilares, embellecen el cabello. También ayudan a prevenir la excesiva pérdida del mismo.

 

Pruébalo y déjate llevar por los sentidos.