LIMPIEZA DE CUTIS

El ritmo de la sociedad actual, el creciente estrés, las prisas, la polución e incluso la alimentación, son agentes que influyen en el aspecto de nuestra piel y como consecuencia su tono se apaga, comienza a presentar manchas y poros dilatados. Una limpieza facial es un tratamiento destinado a limpiar el rostro con el objetivo de eliminar las impurezas de la piel, las células muertas y los famosos puntos negros o comedones. La limpieza tiene un doble propósito: activar el proceso de renovación celular (dando así un mejor aspecto al rostro) y preparar la piel para aprovechar al máximo las propiedades de los cosméticos que se aplican posteriormente.

 

Al contrario de la creencia popular, la limpieza de cutis realizada por buenos profesionales se convierte en un tratamiento no solo embellecedor, sino también en un tratamiento muy relajante.

 

Nuestro protocolo de trabajo incluye un diagnóstico previo que nos permite evaluar el tipo de piel ante la que nos encontramos. De este modo podemos utilizar productos específicos, personalizando el tratamiento.