DEPILACIÓN ELÉCTRICA

El sistema de depilación eléctrica es un eficaz y reconocido método de depilación definitiva que consiste, resumidamente, en la eliminación de las células germinativas capaces de producir nuevo vello.

Para ello, por tanto, se hace pasar una pequeña cantidad de energía eléctrica a través del folículo que alberga el pelo. Esta energía es suficiente para destruir las células capaces de generar nuevos folículos. Como resultado, se consigue que el vello no vuelva a crecer jamás.

 

Con la depilación eléctrica podemos tratar de forma efectiva todos los tipos de piel sea cual sea su color (blanca, bronceada, morena u oscura). Además, puede eliminar cualquier tipo y color de pelo (rubio, blanco, pelirrojo o negro).
Este método está aconsejado sobre todo para la eliminación el vello rubio, poco pigmentado o blanco, los cuales no pueden ser erradicados mediante la fotodepilación con IPL o con láser.