¿CUÁL ES TU TIPO DE PIEL?

cual es tu tipo de piel

Con el paso de los años, la piel sufre algunos cambios, como pueden ser la pérdida de firmeza, elasticidad y tersura. Por eso deberíamos de empezar a cuidarla desde jóvenes, tanto por dentro como por fuera, para conseguir un tratamiento completo del que es el órgano más extenso de nuestro cuerpo.

¿Sabes qué tipo de piel tienes?

Es imprescindible saber qué tipo de piel tenemos para elegir la rutina diaria que nos ayudará a conseguir una piel bonita y saludable.

Os damos algunos consejos para  cuidarla, dependiendo del tipo:

  • Piel seca:  con aspecto apagado y rugoso que suele tender a descamarse y arrugarse más fácilmente. Los radicales libres agravan mucho su aspecto. Este tipo de piel es la que necesita más cuidados. Sería necesario tratarla por la mañana una crema hidratante y por la noche con una crema nutritiva.
  • Piel sensible: piel delicada, fina y ligeramente seca, que se irrita fácilmente. Para evitar esto debemos de hidratarla continuamente, así evitaremos manchas, irritaciones y otros daños.  Debemos utilizar cremas que no contengan perfumes o alcohol.
  • Piel normal: piel suave, sin poros abiertos. No presenta zonas grasosas ni resecas. Este tipo de piel solo necesita un ritual básico de belleza para mantener su equilibrio. Aunque debemos tener en cuenta que si no la cuidamos, no durará mucho tiempo su belleza.
  • Piel mixta: en este tipo de piel existen zonas secas y otras grasas, por lo que debemos tratarla teniendo en cuenta ambos aspectos, regulando la secreción sebácea en la zona grasa e hidratando la zona seca.
  • Piel grasa: en este tipo existe un exceso de producción sebácea. Esto da lugar a la aparición de poros abiertos y espinillas. Este tipo de piel es común durante la adolescencia debido a los cambios hormonales. Deberíamos de cuidarla con productos adaptados para este tipo de piel que impidan la acumulación de impurezas.

Cualquiera que sea el tipo de piel, si solo se trata tópicamente, nunca lograremos sanar las capas más internas. LOEF ha desarrollado tratamientos específicos para cada tipo, adaptándonos a sus necesidades y cuidados particulares.